Quiero un LMS: ¿Por qué Moodle?

Cada día son más los organismos e instituciones de todo tipo que optan por “dar el salto” al e-learning (formación online) a través de un LMS. Un LMS (o Sistema de Gestión del Aprendizaje) no es más que una plataforma web que nos permite administrar todo lo relativo a los contenidos de los cursos, los usuarios, las comunicaciones dentro del aula virtual, las actividades y un largo (y variable) etcétera.

Formación online

Lógicamente, lo primero que habría que definir son las necesidades específicas que tiene la entidad que quiere implantar una plataforma e-learning. Y es que esas necesidades pueden variar dependiendo el ámbito en el que se quiere implantar la formación online. No es lo mismo un organismo público que una empresa, como no es lo mismo un centro de formación especializado en una materia determinada que una universidad. Los potenciales usuarios de dicha plataforma pueden ser desde el público en general hasta los empleados de una determinada empresa. Y éstos pueden ser pilotos de avión, personas desempleadas o extranjeros que quieren aprender el idioma del país en el que residen. Por tanto, el abanico de posibilidades y/o necesidades es prácticamente infinito.

Estas líneas no pretenden dar una respuesta global, ni siquiera genérica, a una casuística tan inabarcable. Existen muchas plataformas LMS en el mercado, algunas de software propietario como Design2Learn, Blackboard o eCollege. Y también existen plataformas basadas en código abierto como Atutor, .LRN, Dokeos, etc.

Plataformas Moodle

Mi experiencia durante los últimos años me ha llevado a trabajar a menudo con un LMS en particular: Moodle. Todo parece indicar que Moodle se ha afianzado como el LMS más popular entre los usuarios de todo el mundo, tal y como muestra esta infografía. Sin entrar en comparaciones y mucho menos en descalificaciones de otras alternativas, sí me gustaría dar algunos argumentos que hacen de Moodle una opción ventajosa a la hora de implementar un LMS. Son estas:

  • Moodle es software libre, lo que implica un abaratamiento en la implementación del mismo: Buena parte de las funcionalidades necesarias vienen “de serie” y gratis en la instalación de Moodle. A partir de ahí somos los profesionales los que adaptamos Moodle a las necesidades del la empresa o entidad que quiera utilizarlo. Y lo hacemos a tanto a nivel funcional como de diseño o de conexión con otras herramientas.
  • Moodle está especialmente diseñado para el aprendizaje en base al constructivismo  pedagógico. Esto potencia la cooperación y el intercambio entre el profesorado y el alumnado.
  • Moodle permite organizar los cursos de una manera coherente a través de temas y elementos fácilmente reconocibles por la comunidad educativa. Además permite controlar el flujo de las unidades didácticas y los contenidos de cara a generar debates y reflexiones en grupo (entre el propio alumnado o con los tutores)
  • Moodle es flexible a la hora de compartir contenidos de todo tipo. Documentos, vídeos, actividades, etc. Además es fácil de conectar con todo tipo de herramientas web y redes sociales como Youtube, Google Docs, Dropbox, Twitter, RSS, etc. Y, por supuesto, nos permitirá incrustar paquetes en el estándar SCORM.
  • Moodle es fácil de usar. Con su estructura modular, menus desplegables, textos explicativos y una cuidada usabilidad Moodle está al alcance de cualquiera. Una vez aprendidos los conceptos básicos, gestionar Moodle es un juego de niños.

En definitiva, Moodle es una opción idónea de cara a implantar acciones formativas en internet, Estamos ante una herramienta potentísima y adaptada a las nuevas tendencias y posibilidades de la web. Y, además… nos permite ahorrar dinero.

Otro día os hablaré de las herramientas de autor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *